Iniciativa Popular busca garantizar el derecho a la educación y reconocer el rol de los docentes en la nueva Constitución

En días donde la ciudadanía y la sociedad civil buscan de manera acelerada que sus iniciativas sean parte de la nueva constitución, 19 fundaciones agrupadas en Acción Colectiva por la Educación hacen un llamado a juntar 15 mil firmas de manera urgente para asegurar el derecho a una educación integral, de calidad, inclusiva y gratuita.

Un total de 19 fundaciones educativas de la sociedad civil agrupadas en Acción Colectiva por la Educación, presentaron la Iniciativa Popular de Norma (IPN) “Por una educación integral, de calidad, inclusiva, equitativa y gratuita”, con la cual buscan llegar a las 15 mil firmas ciudadanas para que el articulado sea discutido en la Convención Constitucional e incorporado en la nueva Constitución.

Se trata de la iniciativa 43.926, que propone siete puntos para incluir en la nueva Carta Magna, desde que el Estado debe garantizar a todas las personas el derecho a una educación integral de calidad, equitativa, inclusiva, no discriminatoria, con perspectiva de género, con pertinencia territorial, cultural y lingüística. Asimismo, la propuesta reconoce el rol docente en la nueva Constitución, velando por la formación –inicial y continua– y por condiciones laborales adecuadas para profesores, profesoras, educadores y educadoras; algo inédito que existe en muy pocas constituciones a nivel mundial.

Además, establece que “el Estado asegurará la obligatoriedad y gratuidad entre el segundo nivel de transición parvularia y la educación media, extendiéndose la gratuidad desde el nivel de sala cuna y, progresivamente, a la educación superior” (revisa el articulado completo aquí).

El articulado se basa en los resultados del proceso ciudadano “Tenemos que Hablar de Educación” –impulsado también por Acción Colectiva entre 2020 y 2021– que contó con la participación de cerca de 8 mil docentes, apoderados, estudiantes, directivos y sostenedores de todo el país.

“Para nosotros desde Acción Colectiva por la Educación, es muy satisfactorio liderar esta Iniciativa Popular de Norma, ya que además de nacer de las propias comunidades educativas, también cuenta con el respaldo de 19 organizaciones con años de experiencia en terreno, dialogando y conociendo de cerca las distintas realidades que coexisten en nuestro sistema educativo, desde educación parvularia, escuelas hospitalarias, educación rural, entre otras. Esto hace que sea una propuesta sólida y aterrizada, creada con y para las comunidades educativas de nuestro país”, destacó Gonzalo Plaza, representante de Acción Colectiva por la Educación y Director Ejecutivo de Fundación 99.

La iniciativa popular ya cuenta con cerca de 3.000 firmas de apoyo y cuenta con el respaldo de distintas figuras ligadas al ámbito de la educación y la niñez en redes sociales. Sin embargo, necesitan alcanzar como mínimo las 15 mil rúbricas para que pueda ser discutido en la Convención.

“Hoy más que nunca los niños, niñas y jóvenes de nuestro país necesitan de nuestro apoyo. No podemos dejar fuera la educación de la discusión. Los invitamos a apoyar esta iniciativa popular de norma que fue construida a partir de un proceso participativo desde el cual se rescataron las voces de miles de personas de comunidades educativas de nuestro país. Hagamos realidad esos sueños y anhelos de alcanzar una educación de calidad, equitativa, inclusiva y gratuita para todos y todas”, señaló Marcela Marzolo, Directora Ejecutiva de Fundación Educacional Oportunidad y también representante de Acción Colectiva por la Educación.

Las organizaciones que impulsan esta Iniciativa Popular de Norma, como parte de Acción Colectiva por la Educación son: Elige Educar, Fundación 99, Fundación Educacional Oportunidad, Educación 2020, el CIAE de la Universidad de Chile, Súmate, Crecer con todos, Mis Talentos, Arzobispado de Santiago, Fundación Chile, Tu clase tu país, Fundación Portas, Co-crecer, ONG Canales, Fundación Re-Imagina, Diálogo País, Didaksis, Fundación Origen y Momento Constituyente.

¿Qué es una Iniciativa Popular de Norma?   Las IPN son uno de los mecanismos de participación popular en la redacción de la Nueva Constitución. Es una sugerencia de un texto que, mediante el apoyo de 15.000 firmas de al menos 4 regiones del país, podrá ser discutida y votada de manera directa por la Convención Constitucional. Las organizaciones y personas naturales pueden ingresar una iniciativa, y luego de ser analizada y admitida, podrá ser difundida para recopilar el apoyo necesario y pueda ser parte de la construcción de la Nueva Constitución.   Cada persona tiene derecho a apoyar 7 IPN.
¿Cómo apoyar la IPN de Acción Colectiva por la Educación? Ingresa a este enlace, a la derecha, encontrarás un botón verde que dice “Apoyar”. Al pinchar ese botón, el sistema te pedirá autentificarte, ya sea ingresando con tu clave única o con el número de serie de tu carnet. Una vez hecho esto volverás al sitio web de nuestra IPN y solo debes pinchar el botón verde.   Para apoyar otras 6 IPN puedes hacer clic aquí y buscar con palabras clave los temas que más te interesen.   El plazo para firmar termina el 01 de febrero.

Jardines infantiles públicos de 5 regiones implementarán programa piloto para fomentar la asistencia de niñas y niños

Cerca de 100 unidades educativas de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji) pertenecientes a las regiones de Antofagasta, Coquimbo, Maule, La Araucanía y Magallanes buscarán, a través de diversas estrategias probadas por Fundación Educacional Oportunidad, fomentar la asistencia al jardín infantil, para que de esta manera niños y niñas tengan acceso permanente y continuo a aprendizajes de calidad.

No es un misterio que la pandemia afectó a todo nivel al sistema educativo, especialmente a aquellos niños y niñas que pasaron de asistir presencialmente a tener experiencias educativas remotas o, incluso más, a quienes ni siquiera pudieron ingresar al jardín infantil o a la escuela cuando les correspondía según su edad.

Ante este panorama, y con el propósito de asegurar el acceso a una educación parvularia de calidad, la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji) se propuso, entre otras acciones, retomar los niveles de asistencia que habían logrado antes de la irrupción del Covid-19, que en 2019 llegaba al 71,9% en los jardines infantiles clásicos de administración directa, y que a la fecha llegó a promediar 20,7%.

Con el propósito de relevar la importancia de la asistencia regular al jardín infantil en el aprendizaje de los niños y niñas, y de fomentar una cultura colaborativa que promueva el trabajo coordinado y articulado, Junji firmará un convenio con Fundación Educacional Oportunidad, con quien implementará durante 2022 un programa piloto en las regiones de Antofagasta, Coquimbo, Maule, La Araucanía y Magallanes, en primera instancia, cuyo objetivo será impulsar esta cultura colaborativa.

“Estos casi dos años de pandemia, vinieron a evidenciar de sobremanera la importancia de la educación parvularia presencial, que es donde se generan interacciones y aprendizajes irremplazables. Por esto, creemos que el trabajo a realizar con la Fundación permitirá permear más en las familias la relevancia de que niños y niñas asistan y permanezcan en el jardín infantil”, aseguró la vicepresidenta ejecutiva de Junji, Adriana Gaete.

Para ello, la Fundación ha propuesto a JUNJI compartir estrategias y aprendizajes de su programa “Un Buena Comienzo”, tanto a los profesionalesdel departamento de Calidad Educativa como a los equipos técnicos y educativos a nivel nacional. Esta colaboración tendrá por objetivo transferir conocimientos relacionados con el fomento de la asistencia y permanencia, y por ende avanzar en la disminución del ausentismo crónico, poniendo el foco en el niño y la niña a través de un proceso de formación y acompañamiento. De este modo, se compartirán intervenciones desarrolladas y probadas por la Fundación en cientos de escuelas públicas de todo el país.

Algunas de las temáticas que se abordarán en este programa piloto están relacionadas con cambiar la mirada sobre la asistencia grupal y poner foco en casos particulares al interior de las comunidades educativas. También apuntará a la generación de estrategias que fomenten y resguarden la asistencia, siendo la creación de comités de asistencia una de las estrategias que se implementarán para revertir aquellos casos con alta inasistencia.

La directora ejecutiva de Fundación Educacional Oportunidad, Marcela Marzolo, explicó que “para nuestra fundación esta colaboración es clave, ya que nos abre un espacio para compartir lo que hemos venido construyendo por años a partir de nuestro trabajo de promoción de la asistencia escolar en niveles de educación parvularia en escuelas públicas que son parte del programa Un Buen Comienzo”.

Además, agregó que “esta alianza nos permitirá aprender del trabajo que realiza Junji y aunar esfuerzos y generar aprendizajes para construir una propuesta de promoción de la asistencia en jardines infantiles y salas cuna”.

Escuelas públicas de Puerto Natales evaluaron el trabajo desarrollado en el año para fortalecer los aprendizajes de inglés de sus estudiantes

51 docentes de este idioma y equipos directivos de siete escuelas de la Corporación Municipal de Puerto Natales se reunieron presencialmente para revisar los avances alcanzados junto al programa We Learn y proyectar los desafíos que asumirán en conjunto el 2022.

Este 17 de diciembre fue un día especial para los docentes de inglés y equipos directivos de siete escuelas de la Corporación Municipal de Puerto Natales, quienes se reunieron para revisar el trabajo que realizaron durante el año con el objetivo de potenciar al aprendizaje de inglés en niñas, niños y jóvenes de la comuna.

Las escuelas Libertador Bernardo O’Higgins, Coronel Santiago Bueras, Capitán Juan Ladrillero, Baudilia Avendaño de Yousuff, Fronteriza Dorotea, Miguel Montecinos y Seno Obstrucción trabajan junto al programa We Learn de Fundación Educacional Oportunidad, que tiene como foco el mejoramiento de la calidad de la educación en inglés desde edad temprana. Además, este programa ha fomentado la colaboración en red y ha vinculado a estos establecimientos con sus pares en el Valle de Elqui, en la Región de Coquimbo.

El avance y los logros alcanzados durante el año en este intercambio y colaboración local y regional fue lo que evaluaron en una sesión de aprendizaje que, según explicó el jefe del área de Mejora Continua y Evaluación de Fundación Educacional Oportunidad, Pablo Muñoz, buscó “celebrar los logros que se alcanzaron durante este año en cuanto al desarrollo profesional que tienen los docentes y los equipos directivos en la enseñanza del inglés y también en lo que respecta a los aprendizajes de las y los estudiantes”.

Además, agregó que “reflexionamos sobre estas temáticas a partir de datos para poder levantar aprendizajes que incorporaremos y que permitirán seguir mejorando el aprendizaje del inglés de las niñas, niños y jóvenes”.

El programa We Learn comenzó a implementarse en 2019 en Puerto Natales gracias a un convenio con la Subsecretaría de Educación Parvularia. La jefa del programa, Paz Collao, explicó que “gracias al apoyo de la Subsecretaría, hemos podido mejorar nuestra propuesta curricular de inglés en los niveles de prekínder y kínder, dejando un gran insumo que esperamos contribuya en el camino a formalizar la enseñanza del idioma en estos niveles a través de políticas públicas”. 

Añadió que “la Corporación Municipal de Puerto Natales ha liderado localmente la implementación del programa de forma muy exitosa. Su compromiso con la educación de niñas y niños de Puerto Natales se traduce en la generación de un trabajo colaborativo entre docentes, equipos directivos, asistentes de la educación y educadoras”.

Para cerrar, agregó que “esto ha sido terreno fértil para la innovación, el uso de datos para la toma de decisiones y los procesos de formación continua docente y directiva. Estamos felices de continuar colaborando con ellos en los próximos años, para ver cómo crece aún más la Red de Mejoramiento We Learn Puerto Natales”. 

Docentes de inglés del Valle de Elqui analizaron el trabajo realizado durante la pandemia y proyectaron los desafíos del próximo año

Junto a los equipos directivos y DAEM de 15 escuelas públicas de las comunas de Vicuña y Paihuano, revisaron los resultados del 2021 y buscaron espacios de mejora para seguir potenciando el aprendizaje de este idioma en niños, niñas y jóvenes.

Durante la pandemia, entre clases a distancia, remotas y envío de material a las casas, 43 profesionales de la educación de escuelas públicas de Vicuña y Paihuano han buscado en conjunto y compartido las mejores estrategias para que las niñas, niños y jóvenes puedan seguir potenciando el aprendizaje de inglés. Con el objetivo de analizar todo lo realizado y buscar oportunidades para seguir mejorando, se reunieron, de manera presencial, este 14 de diciembre, en una sesión de aprendizaje del programa We Learn.

Este programa de Fundación Educacional Oportunidad busca contribuir al mejoramiento de la calidad de la educación en inglés desde edad temprana y ha impulsado a las escuelas públicas del Valle de Elqui a colaborar y participar en redes que les permitan mejorar sus prácticas pedagógicas y de liderazgo.

El jefe del área de Mejora Continua y Evaluación de Fundación Educacional Oportunidad, Pablo Muñoz, explicó que “nos reunimos para celebrar los logros que se alcanzaron durante este año en cuanto al desarrollo profesional que tienen los docentes y los equipos directivos en la enseñanza del inglés y también en lo que respecta a los aprendizajes de las y los estudiantes”.

Además, agregó que “también reflexionamos sobre estas temáticas a partir de datos para poder levantar aprendizajes que incorporaremos y que permitirán seguir mejorando el aprendizaje del inglés de las niñas, niños y jóvenes”.

Por su parte, la jefa del programa We Learn, Paz Collao, detalló que uno de los objetivos del próximo año será analizar la institucionalización de los aprendizajes que los establecimientos han acumulado a lo largo de los años en que han sido parte del programa. “Las escuelas han realizado una enorme labor durante los últimos años, creando, probando e implementando ideas para mejorar la enseñanza del inglés de sus estudiantes. Cuando se levanta evidencia de forma local de que las ideas funcionan, el siguiente paso es asegurarse de que estos cambios se mantengan en el tiempo. Estamos apoyándoles en este proceso de reflexión continua”, expresó.

Más de 150 escuelas públicas de la región de O’Higgins revisaron aprendizajes adquiridos en pandemia y delinearon sus desafíos para fortalecer la educación inicial en 2022

Los establecimientos públicos de 14 comunas que forman parte de la Red de Mejoramiento Un Buen Comienzo se volvieron a encontrar presencialmente en una sesión de aprendizaje.

“Quisimos reencontrarnos, celebrar nuestros logros, compartir nuestras experiencias y comenzar a levantar nuestros primeros desafíos para el próximo año”. Con esa frase Perla Chávez, directora de implementación del programa Un Buen Comienzo (UBC) de Fundación Educacional Oportunidad explicó los objetivos de la sesión de aprendizaje que reunió a las 160 escuelas y jardines infantiles que conforman la Red de Mejoramiento UBC y que pertenecen a las regiones de O’Higgins y Metropolitana.

Esta red tiene por objetivo ser un espacio de intercambio y colaboración entre educadoras y técnicos en párvulos, equipos directivos y sostenedores con el fin de potenciar los aprendizajes de las niñas y niños de educación inicial. Producto de la pandemia, la red mantuvo su funcionamiento de manera virtual y tras casi dos años de ese proceso, nuevamente realizará una jornada presencial en la que se busca evaluar el funcionamiento durante esta época.

Un momento muy importante de este encuentro, tuvo relación con el análisis y reflexión de los datos, específicamente de los que nos hablan acerca del funcionamiento de las redes locales: “Revisamos los datos de cómo les fue con sus dinámicas en las reuniones comunales para saber si estas reuniones tenían el componente de mejoramiento continuo y también si estaban siendo efectivas en cuanto a la toma de decisiones”, explicó Pablo Muñoz, jefe del área de Mejora Continua y Evaluación de Fundación Educacional Oportunidad.

Un aspecto muy relevante que se vivió en esta sesión de aprendizaje fue que se comenzó a delinear los objetivos del trabajo que se realizará el próximo año. “Esperamos generar mayores y mejores espacios formativos y de encuentro para estar a la altura de los desafíos del 2022 en la educación inicial, a través de capacitaciones, conversatorios y visitas entre escuelas y comunas, en función de ciertas temáticas que se requieran mirar y mejorar colectivamente”, detalló Carolina Zúñiga, Coordinadora de Redes y Sostenedores de Fundación Educacional Oportunidad.

“Nuestra sesión tuvo un componente muy importante que fue celebrar el trabajo que han hecho en cada comuna, especialmente los Equipos de Mejoramiento, quienes han sido el corazón que ha sostenido y movilizado las redes locales. Queremos agradecer su entrega y todo el amor que han desplegado para que, a pesar de las adversidades, los niños y niñas puedan seguir teniendo aprendizajes significativos”, finalizó Perla Chávez.  

LAS COMUNAS QUE COMPONEN LA RED

La Red de Mejoramiento Un Buen Comienzo está compuesta por las comunas de Coltauco, Doñihue, Malloa, Machalí, Mostazal, Olivar, Paredones, Pichidegua, Quinta de Tilcoco, Rengo, San Fernando, Chimbarongo y San Vicente de la Región de O’Higgins, y Renca de la Región Metropolitana.

Casi mil personas, entre educadores y técnicos en párvulos, jefes de UTP, directores de establecimientos públicos y jefes DAEM de los municipios conforman esta red de trabajo colaborativa, única con foco en educación inicial de nuestro país, que existe con el propósito de potenciar el desarrollo continuo de capacidades docentes y directivas de manera de sostener el mejoramiento y la efectividad escolar y así impactar en los aprendizajes de los niños y niñas del nivel inicial.

Escuelas del SLEP Colchagua se suman formalmente a única red educativa con foco en educación inicial de Chile

 17 establecimientos educacionales pertenecientes a las comunas de San Fernando y Chimbarongo se sumaron en octubre de este año a la Red de Mejoramiento Un Buen Comienzo, espacio de intercambio y colaboración entre educadoras y técnicos en párvulos, equipos directivos y sostenedores, con el fin de potenciar los aprendizajes de las niñas y niños. Este 9 de diciembre se reunirán para compartir los aprendizajes del trabajo realizado. 

“Queremos reencontrarnos, celebrar nuestros logros, compartir nuestras experiencias y comenzar a levantar nuestros primeros desafíos para el próximo año”. Con esa frase Perla Chávez, directora de implementación del programa Un Buen Comienzo (UBC) de Fundación Educacional Oportunidad explica los objetivos de la sesión de aprendizaje que reunirá, el próximo 9 de diciembre, a las 160 escuelas y jardines infantiles que conforman la Red de Mejoramiento UBC y que pertenecen a las regiones de O’Higgins y Metropolitana. 

Esta red es un espacio de intercambio y colaboración entre educadoras y técnicos en párvulos, equipos directivos y sostenedores, con el fin de potenciar los aprendizajes de las niñas y niños de educación inicial. 

Una de las noticias relevantes del año para la Red fue la incorporación de 17 establecimientos educacionales de las comunas de San Fernando y Chimbarongo pertenecientes al Servicio Local de Educación Pública (SLEP) Colchagua.  

La presidenta de Fundación Educacional Oportunidad, Claudia Peirano, señaló que “agradecemos la confianza del equipo del Servicio Local de Colchagua para integrar esta red pionera de trabajo con educadoras y técnicos que permite potenciar proyectos educativos pertinentes a la realidad de cada escuela y de cada jardín infantil. Esperamos seguir contribuyendo a que la educación parvularia del territorio cumpla con el propósito y los objetivos de calidad y participación que el SLEP ha presentado en su Plan Estratégico Local”. 

Un aspecto muy relevante que se vivirá en esta sesión de aprendizaje es que se comenzará a delinear los objetivos del trabajo que se realizará el próximo año. Perla Chávez agregó que “el trabajo con el SLEP de Colchagua aportará un gran aprendizaje a la Red de Mejoramiento UBC, considerando que es el primer servicio local de la región”.  

Agregó que “el conocimiento y la experiencia de trabajar con el SLEP de Colchagua generará una transición más amigable, manteniendo lo alcanzado hasta hoy con los distintos municipios.  Es muy relevante que la sociedad civil pueda hacer sinergia con las nuevas instituciones estatales, todo en función de potenciar los recursos para obtener una educación de calidad en el territorio”. 

El Director Ejecutivo del SLEP Colchagua, Leonardo Fuentes Román, destacó la importancia del trabajo realizado en los últimos meses con la fundación. “Nuestra misión es entregar educación pública de calidad, aspecto que va de la mano con la incorporación de 17 establecimientos educacionales del SLEP Colchagua a la Red de Mejoramiento UBC. Seguiremos potenciando las habilidades pedagógicas de la educación inicial, a través de este programa que ha sido un gran apoyo para equipos directivos y educadoras de párvulos del territorio”.  

LAS COMUNAS QUE COMPONEN LA RED 

La Red de Mejoramiento Un Buen Comienzo está compuesta por las comunas de Coltauco, Doñihue, Malloa, Machalí, Mostazal, Olivar, Paredones, Pichidegua, Quinta de Tilcoco, Rengo, San Fernando, Chimbarongo y San Vicente de la Región de O’Higgins, y Renca de la Región Metropolitana.  

Casi mil personas, entre educadores y técnicos en párvulos, jefes de UTP, directores de establecimientos públicos y jefes DAEM de los municipios conforman esta red de trabajo colaborativa, única con foco en educación inicial de nuestro país, que existe con el propósito de potenciar el desarrollo continuo de capacidades docentes y directivas de manera de sostener el mejoramiento y la efectividad escolar y así impactar en los aprendizajes de los niños y niñas del nivel inicial. 

Organizaciones fijan ruta de acción para fortalecer la educación inicial en Chile

La iniciativa Juntos por una Educación Inicial 2030 para el futuro de Chile, liderada por la Pontificia Universidad Católica de Chile y Fundación Choshuenco, reúne a 19 entidades del mundo académico y la sociedad civil con el objetivo de potenciar las oportunidades de aprendizaje de niños y niñas del país.

Las mejores oportunidades de aprendizajes para niños y niñas, educadoras y profesores empoderados en torno a herramientas de enseñanza con foco en la importancia de la educación temprana, además del desarrollo de más recintos de salas cuna y jardines infantiles. Estos son algunos objetivos que reúne e inspira a Juntos por una Educación Inicial 2030 para el futuro de Chile, iniciativa inédita en el país que agrupa a 19 instituciones especializadas en la investigación y en el aporte a la calidad de la educación temprana en los sectores menos favorecidos de Chile.

El lanzamiento de la iniciativa se realizó en la Casa Central de la Universidad Católica y contó con la participación de representantes del ámbito público y privado, además de importantes entidades como la Subsecretaría de Educación y de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI). El evento también convocó vía streaming a Hirokazu Yoshikawa, experto internacional en globalización y educación de la Universidad de Nueva York, además de Co-Director del Global TIES for Children Center. En su charla magistral “Sistemas de educación inicial y cuidados de la primera infancia de calidad: clave para el futuro de los países”, profundizó sobre la experiencia estadounidense en torno a la infancia inicial, además de políticas publicas que buscan potenciar programas y soportes familiares intensivos luego de los efectos provocados por la pandemia del Covid-19.

En tanto, el Rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Ignacio Sánchez, valoró la realización de esta iniciativa en torno a una etapa que es clave en los procesos de formación de las próximas generaciones. “La educación temprana es clave como motor de desarrollo para el país. Mucho se habla de construir un país fraterno, pero parte de dicho desafío se relaciona con favorecer y potenciar los aprendizajes. Hoy es clave trabajar en torno a la colaboración para mejorar condiciones educativas y sociales en la primera infancia. Es así que, a partir de este encuentro, nos hemos propuesto trabajar en torno a la educación inicial y cuidados de las familias más vulnerables sobre la base de un futuro más equitativo y sustentable para las próximas generaciones de niños y niñas en Chile”.

A su vez, la directora de Fundación Educacional Choshuenco, Beatriz von Appen, advirtió que la educación inicial hoy enfrenta importantes desafíos a nivel local, lo que se intensificó con la pandemia del Covid-19. “En entornos menos favorecidos es clave contar con una educación de excelencia para reducir brechas. En 2020, pudimos constatar que los meses de cuarentena impactaron a muchas familias, en especial a los procesos formativos de los niños y niñas. Es así que nos unimos en esta alianza, para reforzar la importancia de la educación inicial. Si queremos tener una sociedad con una mayor riqueza humana es clave contar con una educación inicial con las herramientas adecuadas. Queremos pedirles a las autoridades y medios de comunicación a que sitúen la educación inicial en el centro de las discusiones. Queremos acompañar a las familias vulnerables para que sus hijos puedan alcanzar las máximas posibilidades de desarrollo. Sin lugar a dudas, la riqueza de una sociedad se mide por como se trata a los niños y a sus adultos mayores”, señaló la experta en procesos formativos en torno a la primera infancia.

En la actividad, el Rector de la Universidad Adolfo Ibáñez, Harald Beyer, también compartió su apreciación sobre los contextos cognitivos de las próximas generaciones. “Hay una enorme vulnerabilidad entre los niños de 0 y 4 años, quienes no logran alcanzar el umbral mínimo de igualdad de oportunidades. La educación inicial puede ser un gran aporte para acortar diversos problemas que enfrentan los niños, enriqueciendo el entorno lingüístico y también reduciendo el estrés de las realidades que experimentan en contextos vulnerables. Es a través de la educación inicial en donde este proyecto quiere dejar una huella. Se trata de fundaciones y organizaciones que aportarán con su experiencia práctica”, destacó la autoridad.

Oportunidades y desafíos 2030

Juntos por una Educación Inicial 2030 para el futuro de Chile se sustenta en tres objetivos principales, los que se relacionan con la construcción de un relato público en torno a la educación inicial a partir de una perspectiva internacional. A ello se suma la necesidad de articular y movilizar recursos y condiciones para instalar la educación inicial como un tema prioritario tanto para el sector público como privado. El tercer objetivo de la iniciativa se centra en constituir una plataforma de transferencia de conocimientos entre diversas organizaciones para la difusión y comprensión de los alcances de la educación inicial para el desarrollo del país.

El escenario de Chile en este ámbito fue analizado por Hirokazu Yoshikawa, quien en contraposición describió la experiencia estadounidense. El experto se refirió a iniciativas integrales como los Head Start, que corresponden a centros con foco en servicios comunitarios. Lo anterior, desde la base de recursos vinculados a la asesoría en lactancia, fomento al deporte, el fortalecimiento de procesos cognitivos y el desarrollo de una cultura con sustento en la innovación. Se trata de un modelo integral que también incluye capacitaciones en torno a las mejores metodologías de enseñanza para profesores. El connotado especialista destacó los esfuerzos que se están realizando en Chile, a la vez que hizo un llamado a reforzar el intercambio de experiencias entre nuestro país y Estados Unidos.

En la actividad de lanzamiento, realizada de manera presencial y telemática, también se realizó un panel de conversación integrado por el Decano de la Facultad de Educación de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Alejandro Carrasco; la Vice-presidenta de JUNJI, Adriana Gaete; y la Directora del Jardín Infantil y Sala Cuna Santa Rosa de Lo Barnechea, Andrea Arceu. En el encuentro, moderado por el Director Ejecutivo de Fundación Choshuenco, José Manuel Jaramillo; y el Director de Centre UC, Ernesto Treviño; se abordaron los principales avances que hoy perfilan los primeros pasos de la iniciativa Juntos por una Educación Inicial 2030 para el futuro de Chile.

Para más información, los invitamos a visitar el sitio web de esta iniciativa en: www.educacioninicial2030.cl

Directoras de jardines infantiles de La Serena, Coquimbo y Andacollo finalizan diplomado que les permitirá impulsar mejoramiento en sus unidades educativas

Instalar habilidades de liderazgo para el mejoramiento continuo en las comunidades educativas fue el objetivo del Diplomado de Liderazgo y Mejoramiento Continuo para Directoras/es de Jardines Infantiles Junji-VTF, impartido por primera vez por Fundación Educacional Oportunidad junto a C-Líder y la Universidad Católica de Valparaíso.

A partir de 2021, el nivel de educación parvularia se integró al Sistema de Aseguramiento de la Calidad (SAC) mediante el diseño e implementación de Planes de Mejoramiento Educativo de Educación Parvularia (PME-EP) coherentes con los referentes curriculares, que permitan a los jardines infantiles impulsar mejoras concretas en sus procesos educativos para asegurar la calidad de la educación que imparten.

En este contexto, Fundación Educacional Oportunidad junto al Centro de Liderazgo en EducaciónC-Líder y la Universidad Católica de Valparaíso, crearon el “Diplomado de Liderazgo y Mejoramiento Continuo para Directoras/es de Jardines Infantiles Junji-VTF”, con el objetivo de apoyar la entrada al Sistema de Aseguramiento de la Calidad de los jardines infantiles e instalar habilidades de liderazgo para el mejoramiento continuo en las comunidades educativas.

En el diplomado, que se realizó de forma virtual entre los meses de marzo y octubre de 2021, participaron directoras de jardines infantiles y funcionarios del Servicio Local de Educación de Puerto Cordillera, que cubre las comunas de Coquimbo y Andacollo, y la Corporación de Educación de La Serena, en la Región de Coquimbo.

Este diplomado, que cierra esta semana su primera versión, utilizó una metodología basada en el desarrollo de habilidades para el mejoramiento continuo. Para lograrlo, cada estudiante diseñó e implementó un proyecto de mejoramiento y se desarrollaron talleres prácticos, tutorías y acompañamientos virtuales que permitieron la aplicación paulatina de los contenidos y herramientas de mejora entregadas en las sesiones, siempre enfocadas en abordar un problema real del jardín infantil. 

También se promovió la reflexión constante a partir del uso de datos para la toma de decisiones. El diplomado, además, desarrolló el trabajo colaborativo y en red entre los establecimientos participantes y dentro de cada uno de los jardines infantiles y salas cunas.  

El 66% de los proyectos de mejora educativa diseñados por los y las estudiantes tuvieron como foco prioritario la recuperación de aprendizajes y el 33% de los proyectos se enmarcaron bajo el foco prioritario de convivencia escolar y resguardo socioemocional de los niños y niñas. Los temas más abordados por las y los estudiantes en sus proyectos de mejoramiento continuo, tuvieron relación con la participación de las familias en el contexto de educación remota o híbrida, y con la evaluación y seguimiento de aprendizajes de los niños y niñas.

En la sesión de cierre del diplomado, Claudia Peirano, Presidenta de Fundación Educacional Oportunidad sostuvo que “este grupo de directoras marca un hito porque están terminando un programa que les ha permitido poner en práctica principios centrales de la educación pública. Creo que constituyen un avance muy importante en ir llevando las políticas, los diseños y los principios de la educación pública a la práctica y al trabajo diario en los jardines infantiles”.

Por su parte, Milanka Jeria, Directora del Jardín Infantil Intercultural Coquimbo, perteneciente al SLEP Puerto Cordillera, agradeció la oportunidad, destacando que el diplomado se haya realizado en un escenario complejo debido a la pandemia. “Agradezco al equipo por su entrega, por guiarnos en este camino y por su paciencia. Estoy sumamente agradecida de los coach que siempre nos instaron a continuar, nos guiaron y nos poyaron en las tareas. Sé que los primeros beneficiados con este diplomado serán nuestros niños y niñas y que de hecho ya lo están siendo”, señaló.