Noticias

Recomendaciones para un buen uso del tiempo de los preescolares durante el verano

Las vacaciones son un tiempo para descansar, hacer un alto en las tareas diarias y tomar energías para un nuevo año. Sin embargo, para evitar que los niños y niñas en edad preescolar pierdan parte de lo aprendido el año anterior, se recomienda reforzar sus aprendizajes de forma lúdica. Aquí, Fundación Educacional Oportunidad entrega algunas ideas:

1.- Mantenga distintos materiales al alcance de los niños con los que puedan crear y realizar proyectos propios. Pueden ser materiales reutilizables como envases, retazos de género, lanas, semillas, frutos de árboles y otros. Invítelo a jugar y crear libremente a partir de ellos.

2.- Con estos mismos materiales, puede invitar al niño a que clasifique por colores distintas tapas de bebidas, o que ordene según distintos criterios: botones, palitos de helado, semillas, cuescos de frutas, etc., ya sea por forma, tamaño, color, texturas, etc. Esto lo ayudará a desarrollar sus habilidades lógico matemáticas.

3.- Invítelo a salir al aire libre, por ejemplo a realizar un picnic en una plaza, y pídale ayuda en la preparación y organización del mismo. Invítelo a hacer una lista de las cosas que le gustaría llevar. Si usted lo motiva, su hijo siempre se animará a escribir, independiente de la etapa en que se encuentre. No olvide pedirle que lea lo que ha escrito.

4.- En la plaza puede convertir los distintos juegos que realiza el niño en instancias de aprendizaje. Cada vez que suba escaleras, pídale que vaya contando los peldaños, en forma ascendente y descendente. Juegue con él a dar pasos largos y pasos cortos, buscar árboles altos y bajos, recolectar hojas y contarlas, etc.

5.- Cuando estén juntos en casa, léale algún libro de su preferencia e, invítelo a leer. Si tienen tiempo por las tardes, puede llevarlo a alguna biblioteca donde pueda leer libros diferentes de los que tiene en la casa. Los niños no se cansan jamás de escuchar buenas historias, así es que léale todos los días. Al hacerlo, puede ir realizando preguntas durante la lectura, tales como: ¿Qué crees que irá a suceder ahora?, ¿Qué harías tú en su lugar?, ¿Te ha pasado alguna vez algo como lo que le pasó al personaje del cuento?, etc. Si usted trabaja y no tiene tiempo durante el día, puede dejar esta actividad para la hora en que su hijo/a se acueste.

6.-Invítelo a crear sus propios cuentos. Entréguele tres o cuatro hojas dobladas y creen en conjunto una historia. Al principio, ayúdelo con preguntas tales como, ¿quién podría ser el protagonista?, ¿Qué podría sucederle? Y ¿luego?

7.-Cocine junto a sus hijos, busque recetas simples en las que el niño pueda participar activamente. Puede acompañar la preparación de la receta, invitándolo a que diga los nombres de cada ingrediente, que los separe según sus sílabas, que busque tal vez otras palabras que riman con ellas, por ejemplo: limón- botón, harina- cortina, etc.

8.- Por último y lo más importante, realice todas estas actividades como un espacio  de encuentro entre sus hijos y usted, sin la presión de las tareas y los horarios. Recuerde siempre reforzar positivamente a su hijo en todo lo que hace, de esta manera, está dándole seguridad y confianza para seguir realizándolas. Lo mejor de todas estas sugerencias, será el tiempo que usted invierta y esté con su hijo.

Si usted trabaja y no tiene vacaciones, de igual modo puede ver que el adulto responsable que queda en el hogar realice algunas de estas recomendaciones con sus niños.

Volver a Noticias