Noticias

Fundación asesora a Integra en estrategias para disminuir el ausentismo en jardines infantiles

Fundación Educacional Oportunidad y Fundación Integra están trabajando juntos para disminuir los índices de ausentismo en jardines infantiles de la zona norponiente de la Región Metropolitana. Para ello se dispuso de un plan piloto en cuatro jardines de la entidad ubicados en las comunas de Melipilla, Recoleta, Talagante y Huechuraba, en los cuales se está trabajando con las estrategias que utiliza el proyecto “Un Buen Comienzo” de Fundación Educacional Oportunidad para disminuir el ausentismo crónico en las salas de clases.

Dicho plan piloto se implementará durante todo el presente año y al finalizar el mismo se evaluará el impacto en esos 4 jardines infantiles, con el objeto de poder implementar en los próximos años el paquete completo de intervenciones en materia de ausentismo en el resto de los establecimientos de Fundación Integra de la zona norponiente.

Para esto se capacitó a las directoras y educadoras de párvulos de los 4 jardines seleccionados, actividad que incluyó ejercicios prácticos, a fin de cambiar la mirada de la asistencia, pasando de ver el promedio general de asistencia del curso a analizar la inasistencia por alumno en el tiempo, lo que les hizo ver que a la fecha, considerando sólo los meses de marzo y abril, ya varios niños estarían en la categoría de ausentismo crónico, superando incluso algunos más de 20 días de ausencias en lo que va del año escolar.

Se habla de ausentismo crónico cuando los niños faltan 10% o más de los días escolares en un año. En Chile tenemos en promedio 200 días de clases al año, por lo tanto, ese 10% de inasistencia corresponde a 20 días, lo que quiere decir que si un niño falta 20 días o más en el año tiene ausentismo crónico.

En nuestro país, el problema radica en que no se analiza el ausentismo de los niños de manera individual, sino que se mira el promedio de asistencia del curso que genera la plataforma SIGE del Ministerio de Educación. De esta manera, un curso que tiene 90% de asistencia mensual según el SIGE en un mes determinado, por ejemplo mayo, puede tener varios casos de niños que de marzo a tengan acumulados más de 15 días de ausencias, situación preocupante que los pone en riesgo de caer en ausentismo crónico o directamente ya alcanzaron esa condición.

“Entre nuestros roles como Fundación, se encuentra ayudar a mantener a los niños dentro del sistema educacional, donde reciban una educación de calidad y se formen como seres humanos integrales”, señala Marcela Marzolo, Directora Ejecutiva de Fundación Educacional Oportunidad. “El ausentismo crónico se asocia con peores resultados en lenguaje y matemáticas en primero y quinto básico, afecta su convivencia escolar pues disminuye las posibilidades de crear lazos confiables con los compañeros, y es el mejor predictor de deserción escolar”, concluye.

Entre las herramientas y estrategias que Fundación Educacional Oportunidad entregó a Fundación Integra, se encuentran todas las prácticas exitosas que han sido probadas en diferentes contextos de escuelas municipales de las regiones Metropolitana y de O´Higgins a través de la metodología de mejora continua. Entre ellas destacan el paquete de intervenciones universales, que se aplican a todo el curso, las cuales apuntan a la motivación de los niños, concientización de los apoderados de la importancia de la educación inicial y prevención de enfermedades y entre ellas se encuentran: panel de asistencia con incentivos mensuales, trabajo con padres en reunión de apoderados, rincón de salud y visita de Súper Asistencia, entre otros. Paralelamente, se trabaja estrategias específicas con aquellos niños que han sido identificados en riesgo de ausentismo crónico, donde destacan los Comités de Asistencia.

“Con este cambio en la visión y la forma de abordar la asistencia desde el ausentismo crónico, las educadoras se pudieron dar cuenta de la desventaja que tienen los niños que faltan más respecto a sus compañeros. Eso es tremendamente valioso porque permite el cambio de enfoque por parte de los equipos de sala y directivos de los establecimientos, al contabilizar los días de ausencia que van sumando los niños en el año académico. Mirada que también es compartida con los apoderados del nivel por medio de intervenciones específicas para ellos, quien cumplen un rol fundamental en la asistencia de sus hijos a clases. Cabe señalar que para el éxito del programa es necesario un alto grado de sistematicidad de parte de las educadoras y los equipos directivos y que sean constantes en la aplicación de las estrategias entregadas”, afirma Yanira Aleé, Coordinadora de Asistencia de Fundación Educacional Oportunidad.

Volver a Noticias