Noticias

Acuerdo nacional por la infancia: valorando la asistencia a clases

Considerando las positivas noticias sobre el Acuerdo Nacional por la Infancia y los recientes anuncios de la Cuenta Pública del Gobierno, celebramos con entusiasmo las propuestas que buscan promover el desarrollo integral de todos los niños, niñas y adolescentes de nuestro país para que estos alcancen el máximo desarrollo de sus capacidades, generando mecanismos que permitan actuar a tiempo, para así prevenir que alguno de ellos se quede atrás. Valoramos especialmente la prioridad asignada al acceso universal a los niveles medios de educación inicial, coincidente con el anuncio de avanzar hacia un acceso universal y gratuito a la educación temprana, incluyendo salas cunas y jardines infantiles.

Sabemos que los desafíos en este campo son prioritarios. Estudios basados en la Encuesta Longitudinal de Primera Infancia (ELPI), entre otros, muestran que las brechas de desigualdad en Chile comienzan en los primeros años de vida y afectan diversos ámbitos del desarrollo infantil. En este escenario, resulta urgente seguir avanzando en la institucionalidad, en el aseguramiento de la calidad y en esquemas de financiamiento equitativos y acordes a los estándares de calidad en educación parvularia. Es por ello que, junto con 20 organizaciones de la sociedad civil, somos parte de “El Plan Inicial”, un proyecto que busca entregar al gobierno una propuesta para situar esta etapa educativa en el centro de las prioridades nacionales, muy en línea con lo propuesto por el gobierno en estos días.

 

Sin embargo, la existencia de una oferta de calidad no es suficiente. Es necesario que niños y niñas asistan a los establecimientos educativos para que puedan seguir una trayectoria de desarrollo y aprendizaje que les permita una vida plena. En primer lugar, un niño con inasistencias reiteradas puede estar sufriendo algún tipo de vulneración de derechos. En segundo lugar, diversos estudios dan cuenta de que la asistencia a la educación inicial (prekínder y kínder) puede influir en el futuro escolar de los estudiantes. De acuerdo a la experiencia del programa Un Buen Comienzo implementado por Fundación Educacional Oportunidad, la ausencia reiterada de estudiantes en prekínder y kínder afecta significativamente sus aprendizajes y su desarrollo socioemocional. Por otra parte, la investigación también reporta la relación que puede existir entre la inasistencia en los primeros niveles educativos y la inasistencia en el resto de la vida escolar, con sus potenciales riesgos de no completar la educación media.

Para que cada comunidad educativa pueda visualizar la asistencia de cada niño, nos parece clave la propuesta de incorporar a todo el nivel parvulario en el Sistema de Información General de Estudiantes (SIGE), que es la plataforma donde actualmente se registra a diario la asistencia en los establecimientos educativos para fines del pago de subvenciones. Esperamos que esta propuesta se pueda complementar con un indicador simple que permita a cada centro educativo visualizar fácilmente a los estudiantes que han faltado un 10% o más de los días de clases, calificando como ausentismo crónico.

De manera complementaria, resulta clave la propuesta de la creación de comités de asistencia en los colegios, con énfasis en el liderazgo directivo y la utilización de información para identificar a nivel individual factores de riesgo como la inasistencia escolar. El programa Un Buen Comienzo ha acompañado la creación de comités de asistencia y el desarrollo de estrategias para disminuir el ausentismo crónico en más de 75 escuelas municipales en los últimos 3 años, logrando atenuar los altos índices de inasistencia en educación parvularia.

Como parte de la sociedad civil comprometida con el desarrollo de la infancia, ponemos a disposición nuestra experiencia al servicio de la implementación del Acuerdo Nacional por la Infancia y de los objetivos del gobierno por fortalecer la educación inicial, junto a muchas otras instituciones que están innovando, aplicando programas y generando modelos de trabajo que informen las decisiones de política pública.

Claudia Peirano
Presidenta
Fundación Educacional Oportunidad

Volver a Noticias