Noticias

¡Hay que estar para ganar! Asistir a clases es ganar aprendizajes

En 2018, alrededor de 3,5 millones de escolares comenzaron un nuevo año plagado de desafíos y nuevos aprendizajes. Aprendizajes que sólo se lograrán en la medida que asistan regularmente a clases.

En nuestro país, según cifras de Programa Presente y del Mineduc, un 39,7% de estudiantes de colegios municipalizados y un 30,6% de particulares subvencionados sufren de ausentismo crónico, vale decir, faltan un 10% o más de los días escolares al año, poniendo en riesgo no sólo sus resultados académicos, sino también su desarrollo socioemocional.

Esta situación es aún más dramática en la educación inicial, donde un 68% de los niños que cursan kínder sufren ausentismo crónico temprano, según un estudio de Fundación Educacional Oportunidad, lo que se constituye en un fuerte predictor de ausentismo crónico posterior y, ya en cursos superiores, de deserción escolar, un problema que entre 2014 y 2016 arrojó la alarmante cifra de 195 mil jóvenes que dejaron sus estudios inconclusos.

Es por esto que en Fundación Educacional Oportunidad trabajamos desde hace 7 años fuertemente el tema de la asistencia, desarrollando y probando estrategias con equipos de liderazgo y de aula en más de 80 escuelas municipales de las regiones Metropolitana y de O´Higgins, donde hemos implementado nuestro programa de educación inicial Un Buen Comienzo.

Gracias a esta experiencia, sabemos que el ausentismo es un tema multifactorial, y que, como tal, se debe manejar desde diferentes focos. Por un lado están los propios niños, a quienes la comunidad escolar debe entusiasmar y motivar; luego están los padres, quienes deben tomar conciencia de la importancia de que sus hijos vayan al colegio en lugar de quedarse en la casa, a veces sin una enfermedad que les impida asistir; y por último están los docentes, quienes deben preocuparse no sólo de la asistencia diaria de sus alumnos, sino principalmente en poner ojo en quiénes faltan más de lo debido, alertando a sus equipos directivos cuando se llega a casos donde se está próximo a superar 20 días de inasistencia al año, empezando a visibilizar así en las escuelas el problema del ausentismo crónico.

Creemos que generar conciencia en toda la comunidad de la importancia de asistir regularmente a clases en todos los niveles, incluida la educación inicial, es un punto de partida fundamental para ir de poco disminuyendo los altos índices de ausentismo crónico y deserción escolar que tiene nuestro país.

Y es que podemos tener los mejores profesionales, la mejor infraestructura, unas bases curriculares actualizadas y muy bien diseñadas, pero nada de esto generará impacto ni logrará resultados positivos si los niños no están en la escuela. Nuestro lema es “hay que estar, para ganar; asistir a clases, es ganar aprendizajes”.
 

Marcela Marzolo M.
Directora Ejecutiva
Fundación Educacional Oportunidad

 

Volver a Noticias