Blog

Procesos dinámicos para una educación de calidad

El mejoramiento continuo en la calidad de la educación significa desarrollar procesos internos en las distintas instituciones educativas que permitan alcanzar objetivos claros y medibles, basados en las necesidades de los estudiantes y al proyecto de la escuela. Para poder medirse esta calidad, y por lo tanto mejorarse,  se utilizan indicadores que brindan la posibilidad de calificar el logro de dichos objetivos y dar seguimiento a estos. También es imperativo tener claro cuáles son esas metas y objetivos.     

 

Actualmente, el Ministerio de Educación implementa el PME (Plan de Mejoramiento Escolar) como una forma para aumentar la calidad educativa en las escuelas. En la puesta en acción del PME, cada establecimiento es apoyado por un asesor técnico proveniente de la Dirección Provincial de Educación. El plan propuesto por el MINEDUC se construye bajo una mirada de largo plazo (4 años), y que contempla un seguimiento anual del cumplimiento y ajustes también anuales. Este plan de mejoramiento propone 4 fases para cada año: diagnóstico, planificación, implementación y evaluación.  

 

En el nivel inicial, Fundación Educacional Oportunidad ha definido tres grandes indicadores que permiten alcanzar calidad al interior del aula: efectividad de las interacciones entre el equipo de sala y sus alumnos, tiempo dedicado a actividades instruccionales y la asistencia de los niños/as a clase.

 

Con el fin de apoyar a los establecimientos educacionales públicos en el mejoramiento de la calidad de los niveles iniciales, la fundación, a través de su proyecto Un Buen Comienzo, ha trabajo con más de 95 escuelas municipales desde el año 2011 promoviendo un modelo de mejoramiento que se desarrolla en ciclos rápidos y bastantes intuitivos: planear, hacer (realizar en el aula lo planificado), estudiar (evaluar el cumplimiento de los objetivos, levantar aprendizajes) y ajustar (definir cómo continuaremos mejorando). Estos  ciclos de aprendizaje pueden ser semanales o diarios.

 

Este proceso además es de tipo colaborativo, y se da entre todos los actores involucrados en cada fase del proyecto. ​Las comunas y escuelas, representadas por sostenedores, directivos, educadoras, técnicos y apoderados, se reúnen en sesiones de aprendizaje y además se visitan durante los periodos entre sesiones (periodos de acción), y se reúnen a revisar datos en talleres de reflexión. Así, cada uno de acuerdo a su realidad, va probando ideas y midiendo resultados. Si el resultado es positivo, el agente comparte esa idea para que otros puedan ponerla a prueba en sus respectivos contextos.

Como Fundación Educacional Oportunidad, creemos que es producto del dinamismo y constante ajuste de los procesos de mejoramiento de la calidad que las buenas ideas se generan y se propagan para beneficio de la educación de nuestros niños y niñas. Ha sido también por ello que hemos desarrollado durante 5 años consecutivos el seminario internacional “Creando Oportunidad”, que en última versión –realizada la semana pasada- recibió al creador del sistema de mejoramiento de la interacción alumno-docente CLASS, el estadounidense Robert Pianta, así como al Director Nacional Clínico del Servicio de Salud de Escocia, experto en mejoramiento continuo de la calidad en salud y educación, Jason Leitch.

Francis Durán M.

Directora General Proyecto “Un Buen Comienzo”

Fundación Educacional Oportunidad